Entrada al parque Nacional de Yosemite

Nuestro paso por Yosemite...

29/07/2018 Hoy prometía ser uno de los mejores días porque sería el que dedicaríamos al parque de Yosemite si no fuera porque en las noticias hemos visto que por un incendio muy cerca del parque está cerrado. No obstante, intentamos pasarlo por la Road Pass ya que nuestra siguiente noche la teníamos reservada en Merced. Salíamos pronto de Mammonth Lakes, a penas eram las 7:30h estábamos desayunando en una panadería justo en frente del motel, solamente tuvimos que cruzar la carretera. Luego cargamos el depósito y pusimos rumbo a Yosemite. Efectivamente la zona del Valle estaba cerrada, pero menos mal que la Tioga Pass estaba abierta, de todas formas no nos dimos por vencidos y decidimos ir a visitar antes el Mono Lake, a ver si asi había más suerte y mientras lo abrían, pero no, nos llevó una media hora más o menos hasta que estábamos de vuelta en la Tioga Pass, y seguía indicando lo mismo, Tiogga Pass open, Valle Clouse, una pena. El incendio estaba muy cerca y la carretera a Fresco y Mariposa cerrada, así que teníamos que rodear un poco más y lo que es peor, no ver los puntos que tanto ansiabamos Bueno, no lo pensamos más y seguimos, la verdad que todo el parque es espectacular, así que me imagino que lo que no pudimos visitar sería aún más impresionante. Eso sí, lo que podemos decir es que vimos un oso comer en vivo y en directo a pocos metros de nosotros, de la que íbamos en el coche, vimos a otro coche parado y entonces ¡Ahí estaba! estuvimos un rato mirando pero luego cuando se llenó de coches ya nos fuimos. Se escuchaba perfectamente como descartaba al animal que estaba comiendo. Paramos donde el Mono Lake e hicimos un treaking para llegar a el pero cuando llevábamos como dos kilómetros todo de camino por la montaña arriba, ahorramos porque ya estábamos agotados y nos esperamos otras 3h y media de camino eso sin contar lo que pasábamos por el camino. De la que bajamos de nuevo donde teníamos el coche aparcado, vimos un ciervo, así que aprovechamos a acercarnos a él y entonces fue cuando nos encontramos con otro rincón de cuento. Nos sacamos unas fotos con el río y el puente, los chinos a nosotros y al revés. Volvimos al coche y un poco más allá paramos en una tienda que estaba en una carpa de lona blanca y compramos un par de ensaladas de pasta y un set de cubiertos. Poco más allá aparcamos frente a un lago precioso que tenía hasta playas donde comimos sentados en una piedra y viendo esa maravilla que parecía un espejo, yo hasta aproveche para meter los pies entre el agua pues hacia bastante calor. Continuamos hasta donde volvimos a ver un montón de coches parados para ver unas rocas, nos subimos hasta la cima para poder ver la inmensidad del parque pero casi era imposible ver nada por el humo. Continuamos y con rabia pasamos la entrada hacia el Valle, yo luego me quede frita y aparecimos en un pueblo mítico , de esos que señalan como históricos, para variar había gente de lo más peculiar, pasamos al lado de una especia de centro que ponía algo así como veteranos de guerra donde había un par de personas sentadas en el banco de la entrada, luego cruzamos hasta donde indicaban los restrooms que resultó ser la piscina municipal, casi era el único sitio donde se veía algo de vida. De nuevo montamos en el coche para llegar a Merced, que por el incendio, nos desvío el gps por sitios que nunca pensé que podían existir, ranchos, casas en medio de la nada, los buzones en medio del camino pero no se veían las casas…en fin, todo menos algo normal. Llegamos al hotel Merced Inn & Suites donde ya vinos dos mendigos al entrar en la calle, la recepcionista nos desasigno la habitación porque le dio la gana y nos puso una normal, el wifi que era gratis pero resultó ser nulo, la piscina que anunciaban en booking, cerrada por temporada de invierno, en Julio, bueno…desde luego el peor hotel de todos, y después de la decepción se Yosemite, aún más. Era pronto, como las 16:30h así que descansamos un poco en la habitación hasta las 18:30h, aprovechamos a lavar la ropa interior, una ducha y poner al día la maleta. Salimos con el coche ya que estaba el hotel justo donde la autopista, fuimos a lo que el mapa decía el centro y luego nos acordamos que nos apetecía recorrer los barrios de las típicas casas bajas con el coche aparcado delante, todas eran así, pero poco nos podamos del coche, prácticamente a sacar la foto, porque había gente sentada en los porches que nos miraban un poco raro, y tenían muy mala pinta, parecía bastante pobre. De nuevo en el centro, fuimos a cenar a un restaurante, pedimos calamares, que sabían a de todo menos calamares y salmon con espárragos Trigueros y arroz, y dos cervezas, todo por 45$ y quedamos con hambre porque debo a de ser el único restaurante de todo EEUU que no fueran las raciones inmensas. Fuimos a llegar otra vez el coche y de paso nos compramos un par de helados almendrados que nos comimos en el mismo aparcamiento.

Así de precioso es Yosemite...

Im-presionante

Pura naturaleza

Y aqui, con estas vistas hemos comido...